3 AÑOS DE CAMBIO DE HABITOS

Hoy 1 de Octubre del 2013 cumplo 3 años de mi decisión de cambio de hábitos. 3 años en los que he perdido algo más que un buen puñado de kilos de peso. He perdido dolencias, achaques y un montón de oportunidades de haber tenido un infarto de corazón 😉

El 1 de Octubre del 2010 mi obesidad me impedía, por ejemplo, atarme cómodamente los cordones de los zapatos, jugar con mis hijas, caminar durante cierto tiempo… Mi vida era una poco desastre porque mi orden en las comidas y mi vida sedentaria estaban atacando directamente mi esperanza de vida. Y ganaban 🙁

Decidí hacer un cambio de mentalidad. Un cambio drástico y de un coste muy elevado. Un cambio que me permitiera recuperar la edad que realmente ponía en mi carnet de identidad. Ese cambio de mentalidad comportaba comer las cosas que debía haber comido siempre y moverme (ejercicio) como nunca tenía que haber dejado de hacer.

El resultado? Pues la pérdida de muuuuchos kilos de peso, dejar atrás mi hernia de hiato, mi acidez estomacal, mis digestiones pesadas nocturnas, mis dolores en los tobillos y rodillas, mis dolores de espalda…. y así un sinfín de penosas dolencias.

Del año 2007 al 2010 tuve que asistir a mi médico de cabecera unas 10 veces. Desde el año 2010 al 2013 no he ido una sola vez. Es evidente que esto no es magia. He cogido algún resfriado. He tenido tos ligera en días fríos y húmedos de invierno. Y he sufrido alguna ligera lesión muscular debido al deporte que practico.

Qué esfuerzo me ha supuesto? Inmenso. con muchas ganas de abandonar, sobretodo al principio. Con la pereza llamando a mi conciencia como una gota malaya muchos días. Por supuesto es muy difícil. Lo único que combate todo esto es la fuerza de voluntad. Y de eso, aún me queda 😉

Mis conclusiones son simples. Si quieres, puedes. Eso sí, no esperes a que sea tarde. No esperes a que un médico te diga que es tu único camino. Ya será algo tarde. Lo mejor es empezar ya. Ahora. Mientras lees este texto aburrido 😉

Los beneficios solo los notarás tú, pero te cambiarán tanto que la gente te recompensará con sus comentarios. Ya verás 🙂

Muchos ánimos!!!

SIN GRISES

Ayer, mientras dábamos un paseo tranquilo, presenciamos un accidente de tráfico. Un coche atropelló a una chica joven (entre 12-15 años) mientras ésta cruzaba un paso de peatones (mejor que llamarle de cebra que parece más asalvajado).

Ante una situación tan traumática con la que vimos, las reacciones de las personas que estábamos allí fue muy diversa, es lógico. Ciertos nervios (incluso algún que otro histerismo), confusión antes las posibles lesiones de la chica, enfado… Bueno, como digo, lo normal.

En los primeros 30 segundos quizás éramos 10-15 personas. Al primer-segundo minuto podríamos llegar a 50 personas. Como os podéis imaginar, había opiniones y posiciones para todos los gustos ante el mismo escenario. De hecho, ante la misma situación, diferentes “ojos” vieron diferentes cosas.

No sé si lograré describir fielmente lo que pasó. Entiendo que estuve implicado y que puedo ser subjetivo en mis apreciaciones. Aún así, lo intentaré.

El conductor del vehículo, viajaba en el coche con su mujer y su hija y venían de la playa. La velocidad de circulación no podía ser muy elevado puesto que el paso de peatones está en medio de una curva (sí, un lugar ideal para poner un paso de peatones :P). Lo primero que hizo el conductor al atropellar a la chica, fue bajarse muy nervioso para pedir disculpas. El chico, llorando, no paraba de pedir perdón a todo el mundo. Era un acto de arrepentimiento sincero a mi modo de ver. No le exculpa, pero lo atenúa, sin duda.

A los pocos minutos del hecho pudimos comprobar, no de forma científica porque no somos médicos, que la chica atropellada estaba bien. El susto y los nervios no se los quitaba nadie, pero “vitalmente” parecía íntegra.

Aún así, la historia que viene a partir de ahora es la que más me avergonzó de todo este relato. Y tiene que ver con la puñetera cultura española del “conmigo o contra mí”. Ya hablaba de este tema en otra entrada sobre la paridad.

La gente justo después del accidente se posicionó en una de esta posturas:

– El conductor es un asesino y merece la muerte

– Esto nos puede pasar a cualquiera y el conductor se merece cierta comprensión

Y lo que me molesta de todo es que, sin dudar o no de la culpabilidad del conductor, encuentro ciertas matizaciones que afectarían al resultado de mi juicio. Y creo que atender dichas matizaciones debería ser obligatorio. Sin embargo, este argumento que doy, no lo parecían compartir muchos de lo que allí estaban. No sabría decir en qué tanto por ciento, pero se hacía notar. Y extiendo esta reflexión al resto de la vida y de todas sus circunstancias. Y comienzo a desconfiar de mis conciudadanos. Y no porque sea un ser superior, si acaso todo lo contrario. Es porque la sangre fría debería imperar en todas nuestras decisiones. Temo pensar qué pasará por las mentes de personas que pertenezcan de un jurado popular. Todos sabemos los juicios paralelos que solemos hacer los españoles y cómo nos aferramos de forma ferviente al dicho “cuando el río suena…..”

Y no hay matizaciones posibles. No hay grises. Es blanco o negro. Culpable o inocente. No puede existir un solo atenuante. Si es culpable, es culpable y merece la muerte inmediata. Con un solo argumento a favor que encontremos, enseguida nos erigimos en jueces-verdugos y sentenciamos y aplicamos (aplicaríamos) la pena.

De verdad que no quisiera cometer un error, por pequeño que fuera y que me acabaran juzgando las personas que ayer, con los ojos casi inyectados en sangre,  se convirtieran en mis “hombres sin piedad”

Siempre hay grises, incluso cuando digo “siempre” 😉

POR GOOGLE!

Que es como decir “Por Dios!”

Leyendo el fantástico artículo de Juan José Millás de hoy día 27 de Julio del 2013 en El País que hablaba de cómo realizar ciertas búsquedas en Google, se me ha ocurrido esta entrada.

Siempre he pensado que las figuras divinas en las diferentes religiones debieron tener un origen basado en el desconocimiento. Digamos que pienso en nuestros antepasados y sus creencias respecto al Sol y la Luna y sus influencias sobre cosechas, lluvias, o plagas. Cuando aparecen hechos inexplicables, el cerebro humano suele acomodarse en que existe “algo” que explica todo eso que no podemos comprender. Leía una entrevista a un físico español que decía que cuanto más avanza la ciencia más acorralados se encuentran las teorías divinas. Pues a todo aquello que no llegamos a comprender, le damos un toque divino.

Pero eso es hasta hoy. Hoy ya existe una explicación para todo. O prácticamente. Y dónde la encontramos siempre? En Google. Google es nuestra divinidad. Google no nos dice solo lo que queremos saber sino también lo que queríamos saber y no sabíamos ni cómo preguntarlo. Me aterra ver como siempre que busco algo en Google, siempre me dice “Usted quiso decir” Joder! Sal de mi cabeza! Cómo leches ha descubierto qué es lo que quería decir?

Y no solo eso! Corrige mis faltas ortográficas, me da alternativas a lo que quería, me enseña cómo hacer las cosas y me aconseja lo mejor para todas mis fobias.

Gracias Google!!

SABES QUE TE HACES MAYOR CUANDO

– …haces tuya la frase de tu padre “cuando te hagas mayor lo entenderás”

-…un niño o un chico te dice “señor, me puede decir la hora?”

– … rellenas un formulario on-line y tienes que hacer scroll-down en el campo “año de nacimiento”

– … te das cuenta que todos los gallegos de bares y bodegas han sido sustituidos por chinos

– … no tienes ni idea de cuándo utilizar # 0 @

– … piensas de alguien joven “qué sabrás tú!”

– …te empiezan a enviar imágenes sobre artículos-objetos de los años 80 y sonríes

– …pierdes el nombre para pasar a ser “papa de…”

-…un ligero movimiento que antes era solo eso, ahora te causa una pequeña lesión

-…una resaca pasa de ser algo divertido y que comentas con risas a un “joder, nunca más!”

-…atarse los cordones de los zapatos provoca más de un ruidito.

-…las velas de tus pasteles son las mismas pero con el orden invertido

-…te preguntas si te quedará jubilación

-…ves series de dibujos animados que tú veías y te das cuenta que eran horribles y muy mal hechas

-…piensas en que debes cuidarte un poco más

-…te preguntas si deberías cambiar la forma de vestir por si ya desentonas

-…empiezan a meterte en el grupo de riesgo y tienen que hacerte ciertos análisis que antes no te hacían

-…el tiempo que dura una semana te parece un par de días

-…sonríes y aparecen al lado de tus ojos “lineas marcadas”

-…recuerdas el dicho “quien no tiene cabeza, tiene pies” cada vez que te olvidas algo y te fastidia sobremanera. Te insultas

-…hablas del pasado tanto como tu padre o tu suegro

-…empiezas a leer un documento y te das cuenta que estás “achinando” los ojos

-…piensas que no llegarás a ver ciertos inventos que sabes que tienen que llegar

-…incluyes alimentos “ricos en fibra” en tu dieta

-…al meterte un BigMac en la boca aparecen ligeros remordimientos

-…los mosquitos empiezan a elegir sangre más fresca y te libras de noches con picores

-…sales de la ducha y “tiras la toalla” diciendo, “esto ya no se puede arreglar”

-…los dedos de tus pies comienzan a ser tímidos y a esconderse unos debajo de los otros

-…cada día resoplas y suspiras más. Y cuando te preguntan por qué, dices que tú no has suspirado

-…la piel de tus codos te piden a gritos que les eches crema o se pudrirán irremediablemente

-…te das cuenta que todo tiene la misma explicación: “pedazo de hijos de p…”

-…

Porfa, échame una mano a completar esta lista 🙂

 

Gracias de antemano

BANDA ANCHA EN ESPAÑA

Me ha llamado la atención esta mañana escuchar en la radio un señor que mencionaba de pasada el concepto Banda Ancha. Y me ha llamado la atención la frase donde lo usaba. Venía a decir que en la época en la que estamos en este país donde la banda ancha es una realidad extendida en España.
Banda ancha en España? Como no se refiera a algunas cintas decorativas… porque lo que es la telecomunicaciones, estamos a años luz de un sistema que efectivamente se pueda llamar banda ancha.

Bien es cierto que el domicilio que está conectado a Internet lo hace por medio bien de ADSL bien por fibra óptica. Eso sí, la fibra óptica tiene una tasa de introducción en España tan baja como los pocos (pero crecientes eso sí) kilómetros que hay tirados de fibra óptica. Y sobre la ADSL, qué decir? pues que las cifras de velocidad que se consiguen nos hacen situarnos en la cola de los países desarrollados. Normal si te paras a pensar que nuestra ADSL funciona sobre par de cobre tirado entre los años 60-70.
Un ejemplo. En Bogotá, capital de Colombia, ETB (la principal empresa proveedora de telefonía y conectividad) ha migrado en los últimos 5 años a 2 millones de abonados (domicilios) de par de cobre a fibra. Eso es inversión y desarrollo, no lo que ocurre en España donde una empresa que practica el monopolio encubierto se jacta de decir que su negocio está en el extranjero, Nos ha jodido Mayo con las flores!!!

La banda ancha en España es un lujo para las grandes capitales y solo en algunas zonas. Las capitales o ciudades pequeñas, y no te digo nada pueblos medianos y pequeños, si acaso tienen algún tipo de ADSL que podríamos llamar “misericorde” o como muy afortunados la banda ancha rural, algo penoso.

En fin, que llamemos a las cosas por su nombre, tenemos una velocidad superior a los modems de 56 Kbps, es verdad, pero de ahí a decir que es banda ancha….

Sería como decir que tengo un Ferrari, y os aseguro que no 😉

CABEZÓN Vs TENAZ

Lo sé, lo sé, no soy la persona más flexible. Lo sé. De hecho me lo han repetido muchas veces en la vida. Mis amigos, mis ex-amigos y todo aquel que me conoce mínimamente (no cuento con aquellos que creen conocerme) concluyen al unísono que soy cabezón. Oye! Qué le voy a hacer! no van a estar todos equivocados y yo no! O sí? 😉

Una cosa tengo clara. No sé si seré cabezón (por lo que insiste la gente debería aceptarlo), pero lo que sí soy es tenaz. Tenaz hasta las últimas consecuencias.

La pregunta sería ¿Tenaz no es un eufemismo de cabezón? Podría ser pero creo que no. Permitidme explicarme.

Creo que cabezón es mantener tu idea sin atender a argumentos y, lo más importante, sin ofrecer argumentos a cambio. Tenaz es una postura muy cercana a cabezón exceptuando el hecho que, el tenaz, suele aportar argumentos sobre su posicionamiento. Normalmente los argumentos no son muy compartidos, eso es verdad. De ahí que la gente te llame cabezón. Me llame cabezón.

Suelo mantenerme firme e intentar argumentar mis propuestas, pero no acepto ser cabezón porque cuando alguien que sabe más (demasiado habitual para mi gusto últimamente :P) argumenta que estoy equivocado, doy mi brazo a torcer. Sin embargo, cuando estoy enfrentándome a unos argumentos que, desde mi punto de vista son posibles pero no mejores, entonces mi posición se vuelve inamovible.

Creo haber argumentado mi opinión sobre las diferencias entre los dos términos, si alguien sugiere algún otro que vaya en sentido contrario, aceptaré asumir que me he equivocado (bendito este Blog que apenas debe tener un lector!!! :P)

Escuchar, ese debería ser nuestro camino. Siempre.

JERARQUÍA DE LAS LENGUAS

Circulando esta semana en moto por Barcelona, me llamó la atención un centro de SPA que estaba a pie de calle y que, sin mencionar el nombre que no recuerdo, en el cartel ponía “wellness”. Pensé “joder, que palabro más guapo para decir bienestar”. Bueno, yo lo traduciría así 🙁

El caso es que pensé que el inglés es una lengua que tiene una potencia muy bestia a la hora de acuñar nuevos términos. Son maestros de la creación de términos nuevo. Solo hace falta darse un paseo por Linkedin y observar las profesiones que suelen auto-asignar la gente así misma. Y qué ocurre con lenguas “menores”? Pues que a poco que pueden, las adoptan. Por qué? Porque molan mogollón!!! Una simple comparativa: Qué mola más “comercial” o “account manager”? Joder, es evidente!!!

SI te paras a pensar la cantidad de términos que hemos acabado adoptando del inglés en el castellano es bárbaro. Ejemplos hay muchísimos. Algunos: hifi, wifi, smartphone, tablet…

Sí, la mayoría son tecnológicos. Bueno, para las cosas más antiguas no hace falta inventar un nombre, ya lo “traían de fábrica” 😛

Y siguiendo el hilo de las jerarquías, pienso que no solo pasa con el inglés. Lo que voy a decir, puede generar controversia, pero creo que es así. El catalán ha llegado a adoptar términos del castellano con demasiada facilidad. Algunos se preguntarán para qué hace falta una ley de Inmersión lingüística. Una posible respuesta sería el tema al que se refiere la entrada de este Blog. El catalán a adoptado hasta sustituir términos que antes eran erróneos. Algunos ejemplos: Vaso, barco, botella, bueno… Estos términos, cuando yo estudiaba EGB (y tampoco hace tanto, no os vayáis a pensar) estaban prohibidos. Eran un error garrafal que incluso los menos aventajados de clase te lo recriminaban. Bien, pues hoy ya están aceptado.

En castellano, acuñar un nuevo término es complicado. Hay ejemplos. Varios. Pero todos los que se me ocurren me avergüenza soberanamente. Un ejemplo validado por la RAE: fistro. Puta vergüenza!!! 😛

NOTA: creo que es una leyenda urbana eso de que fistro esté aceptado por la RAE. Pero si alimenta tanto esa leyenda que… http://www.libertaddigital.com/sociedad/aido-dice-que-fistro-esta-en-la-rae-y-se-queja-de-que-no-incluyan-miembra-1276332562/
Sin embargo, no es así: http://lema.rae.es/drae/?val=fistro

En fin. Yo ya he echado la solicitud para adoptar “gramenauer” 😉

CAMPAÑA CONTRA LAS EXPRESIONES ANTIGUAS

Últimamente suele ser habitual que escuches expresiones que sé que están mal dichas pero que creo que deberíamos empezar a pensar que deberíamos cambiarlas.

Hay multitud de expresiones en castellano que me dan la sensación que hablamos castellano de hace 3 siglos. Algunos ejemplos:

“Habemos 3 persona” en vez de decir “somos 3 personas”. Que está bien dicho? Seguro. Que es adecuado? Pues yo creo que no, sinceramente.

“Anduvo” está bien dicho, pero escucho una gran cantidad de gente que dice “andó”. Corregirles queda pedante y la gente, cuando lo hago con alguien de confianza, te suele mirar con una expresión en su cara tipo “puñetero listo”. Y si aceptamos “andó” como correcto? Voto sí.

“Paupérrimo”. Amos, no me jodas! Paupérrimo se lo sueltas a una persona con menos de 25 años y piensa que has envejecido de golpe 20 años más. No es tan malo pobrísimo no? A mí no me lo parece 😉

Hay más expresiones de este estilo. Os invito a exponer en esta entrada algún ejemplo que os suene repetitivo o gracioso.

En fin, que no me apetece escribir más, espero que no quede esta entrada paupérrima 😛

LIBERTAD DE EXPRESION

Nunca he acabado de comprender muy bien el tema de la prioridad de los Derechos. Existe, se ve, una jerarquía a la hora de que ciertos Derechos prevalezcan sobre otros. por poner un ejemplo ilustrativo: Derecho de la mayoría sobre el Derecho singular. Éste es un ejemplo muy claro de la superioridad de un Derecho sobre otro.

Existe un problema. La sociedad ha avanzado tanto y a pasos tan agigantados que la complejidad de esta jerarquía se ha vuelto completamente  un sin sentido. Existen Derechos Humanos, Derechos de los trabajadores, Derechos Internacionales, Derechos de Información, Derechos de Comercio… Y ésto hace que me surjan dudas series sobre quién los arbitra y quién los tutela. Entiendo, porque quiero que sea así, que existen órganos bien planteados y estructurados que tienen claro cómo marcar las normas de juego en la aplicación de esta “argamasa” de Derechos en un colectivo tan y tan complejo como es la población mundial.

Cuando pierdo (uso) el tiempo en preocuparme por alguno de los Derechos, acabo intentado comprender los límites del que me preocupa. Pero este intento acaba transformándose en frustración cuando el nivel de profundidad en el que se me obliga a sumergirme es tal que mi capilares cerebrales acaban explotando sin explicación por la presión que implica intentar entenderlo. “Pafff!” Oigo dentro de mi cráneo. Reset y tengo que volver a empezar.

El problema viene cuando descubro desolado que mi sentido común no tiene absolutamente nada que ver con el concepto de “justicia” que se le suponen a los Derechos. En algunos coinciden, en la mayoría no.

Como siempre, un ejemplo para intentar expresar lo que me sorprende.

Un Blog, es un entorno online, de expresión privada en un medio público. Un Blog es una forma de divulgar no solo conocimiento sino también opiniones. Creo que este medio, debe estar amparado por la libertad de expresión. Y creo que la libertad de expresión debería ser el Derecho primario de una sociedad democrática. Bien es cierto que no todo vale. No debería permitirse insultar ni ofender a nombres propios. No se pueden divulgar datos íntimos ni vilipendiar opiniones contrarias. Solo opinar con respeto pero también con criterio único. No pretende ser un debate, solo un altavoz de una opinión. Una opinión que, de la misma manera que se la explicas a un hermano o a un amigo, la puedes expresar en tu Blog.

Me molesta enormemente que se lleve ante los tribunales a Blogs porque vierten opiniones encontradas con el demandante. Y me molesta cuando esa diatriba se refiere a formas de pensar y no tanto a la forma de expresarlo. Entendiendo siempre la base del respeto a tu entorno, creo que cada uno puede “meterse” de la forma que quiera contra aquello que le molesta. Y debe hacerlo desde una base de libertad prácticamente infinita.

No comparto muchas ideas que leo, cierto, pero eso no me da derecho a criticarla. Solo a rebatirla o a, y éste debería ser el fin más loable, argumentar aún mejor mi postura para procurar explicarme mejor.

Tolerancia también para el contrario más radical. Sus motivos tendrán. Mis motivos tendré.

SI NO ES BURBUJA, PASO

Leyendo un artículo del País sobre Privalia. Esta empresa, una de las líderes en el mercado de outlets online, cumple en Junio del 2013 7 años de vida. Lo noticioso de la noticia era que en este séptimo año, probablemente iba a tener un beneficio EBITDA (beneficios antes de impuestos y tasas) de un 2-3%. Esto quiere decir que, tras 6 años de pérdidas, este año iban a tener beneficio.

7 AÑOS PARA TENER BENEFICIO!!!!

Creo que es un ejemplo muy bueno de esfuerzo empresarial. Y es una muestra de que los negocios no son burbujas sino planes de desarrollo a largo plazo y que cuentan, aunque no parezca lógico, con la idea de que inicialmente el esfuerzo no va a tener recompensa. Esta es la idea con la que me quiero quedar.

En España, aunque creo que no tenemos la exclusividad, tenemos la idea del beneficio quasi inmediato. Del recuperar la inversión en el menor plazo posible. Esos malditos ROI’s que tanto les gustan a los departamentos financieros.

Está claro que mi perfil está muy alejado del conocimiento económico-financiero. Lo que sí tengo son ojos y cierta capacidad de razonar lo que ven éstos.

Datos: El 80% de las nuevas empresas NO llega a los 5 años de vida. El 90% no llegan a los 10 años.

¿Qué nos quieren decir estos datos? Pues que el 10% de las empresas nuevas que se crean llegan a los 10 años. Solo un 10%. Y ¿por qué pasa esto? por la  obligación que impone este mercado del beneficio rápido. Y no es un tema trivial, sino todo lo contrario. Mi forma de entenderlo es que nuestro sistema está montado en base a una cultura en modalidad “burbuja”. La economía debería considerarse, y permitidme esta forma de expresarlo, como un buen plato de lentejas. La primera vez que hice lentejas cuando me casé, tenía una necesidad imperiosa de comprobar si era capaz y saber qué tal me habían quedado. Cómo conseguirlo? Acelerar el proceso dándole más fuego a la olla. Resultado? Lentejas muy malas. Ninguno de los ingredientes que puse fueron capaces de entenderse entre ellos y el resultado fue que tuvimos que buscar una alternativa de comida: algo rápido y que satisficiera nuestra necesidad de comer. El tiempo me hizo entender que a fuego lento, todo sale mejor. Las cosas no ocurren por combustión inmediata. Las cosas ocurren cuando “algo” une todos los elementos para hacer un “todo” con garantías.

Paciencia. Las cosas se hacen poco a poco. Nuestros ancianos nos lo dicen con su saber popular: “despacito y con buena letra”.

Hay que marcarse un objetivo, que sea asumible, que sea ilusionante y trabajar por él. Los grandes desastres, también en nuestro país, son los producidos por procesos de “cocción” demasiado rápidos y ambiciosos. Las burbujas, al fin y al cabo, son procesos que alguien “cocina” y que no suelen tener resultados inmediatos buenos. Y si los tienen, acaban cayendo por la simple e ineludible ley de gravedad del sentido común.

Os apetece montar un negocio? Os apetece ser emprendedores? A por ello, no os lo penséis, pero planificarlo para que no quede al final en una nueva burbuja.

Pensad que con esfuerzo, casi todo es posible!

Suerte!!!!