CONTRA LA CHISPA ADECUADA

Dejadme que parafrasee una de mis canciones favoritas de Héroes del Silencio. Viene a cuento.

Supongo que no seré el único que me estoy dando cuenta que lo que pretende desde hace un tiempo el Gobierno es silenciar el pensamiento de los ciudadanos por cualquier medio. Todo con el único fin de proteger a esta casta política que nos ha tocado sufrir. Lo camuflan, eso sí, como una obligación para decirle a la sociedad que hay que tener “buenas formas” para con el resto de los ciudadanos. Pero no es así. Se están protegiendo su culo. A saber por qué creen que se lo deben proteger y de qué. De un ciudadano anónimo? De ese que no puede ir a manifestaciones, ni decir lo que le sale de los cojones en las redes sociales, ni de insultar a quien le apetezca? De ese ciudadano? No, no creo que sea así.

De lo que quieren protegerse es de la “chispa adecuada”. Y defino la “chispa adecuada” a aquel punto de crispación que generará una corriente alternativa a la estructura actual. A un movimiento sin vuelta atrás que hará que la sociedad muestre su hartazgo con toda esta “buena educación” que nos quieren implantar. Pensad qué situación tuvo que vivir Francia para que en su Revolución más famosa, la ciudadanía llegara ajusticiar ciertos estratos sociales y políticos por medio de una guillotina. No creo que un ciudadano (o una masa de éstos) se levantara un día con ganas de “juerga”. Fue una situación de crispación extrema que llevó, de forma casi espontánea, a que se produjera esta Revolución. Hoy, gracias a Energía (=Dios), tenemos una mejor cultura y unas mayores tragaderas. Hoy no usaríamos guillotinas, claro está, pero no porque a veces no pase por la cabeza de la gente de vez en cuando, sino porque está penalizado.

El problema es que ya no podemos ni siquiera manifestarnos, ni mostrar nuestra disconformidad con alguien o con algo. No podemos mostrar más que sumisión. Todo lo demás ya es delito. Y si no lo es, lo será. Es la única puerta encontrada por los desvirtuados para intentar que no aparezca la “chispa adecuada”. Nuestras vías están cortadas.

Eso sí, desde “arriba” se lo ponen todo de cara para que el ataque solo pueda ser unidireccional. Toda la red de seguridad está gestionada por los mismos. Éstos, observan una corriente de opinión en contra que va cogiendo fuerza. Qué hacen? Convertirla en delito y perseguirlo desde el minuto uno. Y por qué unidireccional? Pues muy sencillo, porque si ellos hacen lo mismo, que lo hacen, o algo peor (alguien se atrevería a decir que los suicidios son responsabilidad de políticas sociales poco protectoras), cualquier ciudadano podría emprender acciones judiciales contra ellos y darles de su propia medicina. Pero oh! Algo pasa! Para que no podamos hacer lo mismo suben las tasas judiciales para que la gente no vaya a pensarse que la Justicia también existe para ellos. Miserables y crédulos. Somos así. Y al final, lo aceptamos.

Pues no! A ver qué se han pensado! ¿Van a poder meterse en las puertas de cualquier bar y atender lo que se dice en la barra delante de una cerveza? No, no van a poder. Y no van a poder que en una conversación de café alguien desee la muerte a alguien (por muy bien o muy mal que esté). Alguien debería explicar a estos desvirtuados que las redes sociales son la barra de un bar de Internet. Y podrás poner policías para intentar apaciguar esa potencial “chispa adecuada”, pero no podrás cubrir todos los pensamientos de este puñetero país. Vamos, para que lo entendáis, no podréis poner puertas al campo.

Cada uno odiará a quien le salga de sus honorables. Y cada cual amará a quien le apetezca. Y cada cual escribirá lo que quiera donde quiera porque es el único bastión que nos ha dejado esta forma de educar borregos. Lo habéis hecho también vosotros. Se os escapó de las manos, eso sí. Es una muestra más de vuestra incapacidad de comprender qué es un pueblo y sus necesidades.

Ala, ahora me voy a twittear, postear toda la mierda que me salga de los míos, que para eso están!!!

Deja un comentario