DEJALO ASI. YA ESTA BIEN

Es una frase que asusta. Y lo hace porque según quién lo diga el desastre que puede causar puede ser enorme.

Y la idea me ha venido con la noticia del derrumbe del tejado de un supermercado en Letonia (creo que es Letonia). Me he imaginado la situación del momento en que estaban diseñando/construyendo el local del supermercado. Llegados a un punto del diseño/construcción comenzaron a ver que podían pasar dos cosas: bien se estaban saliendo de presupuesto o bien se les echaba encima la fecha de entrega. En vez de decidir qué era lo más apropiado para la seguridad del diseño o la construcción, decidieron tomar como vectores de decisión el coste o la fecha de entrega. Y me imagino a algún responsable diciendo ” Déjalo así. Ya está bien!”

Entiendo que pueden ocurrir circunstancias extremas que, aun haciéndolo bien, ocurran desgracias. Pero sinceramente pienso que no ocurren más desgracias porque no hay más fenómenos extremos. Casos como Japón y su previsión de construcción previendo los terremotos son un ejemplo de lo que digo. O el estado de California en USA.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, me temo que alguien pronunció las malditas palabras que titulan la entrada de este blog aludiendo que ya se ha hecho suficiente.

Casos en España no nos faltan de que, una vez ocurrida la desgracia, se investiga un poco (nunca antes de la desgracia por favor!) y se ve que algo se hizo mal y el responsable queda “difuminado” en un mar de “Yo no fui. A mí me lo dijeron.”

Seguro que muchos de los que leáis esta entrada (se cuentan por millones de lectores! :P) pensaréis que soy un desconfiado. Y no, no es así. Bueno sí, sí que es así, pero la confianza es algo que se gana y se pierde con experiencias. No es un brote gratuito de buena voluntad.

La próxima vez que oigáis “Déjalo así que ya está bien” pensad en que de ahí puede nacer una desgracias. Que ocurra o no, es designio de la Naturaleza.

Deja un comentario