INTENTANDO RECUPERAR EL HÁBITO

Un año ya que no escribo ninguna entrada!

Han cambiado algunas cosas. La vida, que da muchas vueltas. Uno que cambia. Los otros cambian. Discrepancias en definitiva. No es que sea malo, sólo que los caminos no siempre tienen que ser convergentes.

Uno tiende a pensar, erróneamente por lo general, que siempre tiene razón. Y encontrar un punto de acuerdo cuando entré varios se da esa circunstancia, es tarea hartamente difícil. Otra cosa es querer intentarlo. Y querer escuchar. Difícil igualmente.

Los años enseñan cosas. Buenas y malas. Cosas tipo “pues yo a la mía” o “porque yo lo valgo!”. Pero también te dan una visión más amplia de lo que vienen siendo las relaciones humanas. Y lo único claro que he sacado yo es que son extremadamente complicadas. Y que, sin dudarlo, es fácil llegar a la conclusión “que le den!”.

Pero nunca es el camino. El camino es la sinceridad, la templanza, el sentido común y la transparencia. Ir de cara ahorra tiempo y disgustos.

Pero que conste, sólo es un opinión y estoy dispuesto a contrastarla 😉

Espero poder volver a escribir. Me gusta. Me hace falta.

Seguimos!

Deja un comentario