NUEVO HORARIO LECTIVO 2011-2012

Y volvemos a las andadas! Es decir, al “donde dije digo digo Diego”!
Como siempre, y más en un país desestructurado como en el que nos toca vivir, los derechos de un colectivo quedan favorecido en contra de la población general. ¿Por qué? Pues porque, gracias a la presión que todo el cuerpo educativo ha venido realizando en los 2 últimos años, han eliminado la mal llamada “sexta hora”. ¿Y qué significa esto? Simple, que vuelven a trabajar menos.

Antiguo horario: 9-13 y de 15-17 horas

Nuevo horario: 9:12:30 y de 15-16:30 horas (1 hora de trabajo menos. Total, si es evidente que España es una potención reconocida mundialmente en su éxito educativo)
¿Hay alguien que se dé cuenta que estamos en crisis? ¿De verdad que no pensáis que hay profesores en el paro que no solo harían la “sexta hora” sino incluso la “novena hora”? ¿Que hoy en día trabajar en España es un lujo? ¿Que los derechos de los funcionarios y en concreto de los profesores están MUY por encima del resto de la población? ¿Que la actitud de 4000 personas afectan a 1.000.000? ¿Que no hay gente con ganas y cojones de ponerles en su sitio?

Espero no encontrarme con un profesor que se queje ni un solo instante de las huelgas de los controladores aéreos que les haya fastidiado las vacaciones. Ah no!!! Que disponer de dos meses y medio de vacaciones les permite escoger con bastantes flexibilidad las vacaciones para que no les coincidan con el resto de los miserables trabajadores.

Estoy harto de tanta incompetencia administrativa. Estoy harto de que nadie sepa ver los mal que se ponderan los derechos entre colectivos ya no por el rango que en sí mismos tengan sino al volumen de población que afectan. Seguro que todos tenemos claro que lo de los controladores aéreos fue un abuso. ¿Por qué la gente no ve en esta situación lo mismo? No soy capaz de entenderlo. Lo siento.

Eso sí, estos “porque nos lo merecemos”, bien que nos pedían que pusiéramos a nuestros hijos una puñetera camiseta amarilla en señal de apoyo a sus reivindicaciones. Joder, ¡Que se las pusimos! Somos de un género idiota que está fuera de toda razón.

Sí, estoy muy quemado. Lo siento. No paramos de trabajar como cerdos para ganar un dinero que nunca parece suficiente para la vida que nos toca vivir mientras un colectivo como el profesorado descansa sus posaderas en un colchón de derechos que les hemos venido otorgando toda la miserable población que trabajamos con una presión que, ni de lejos, podrían imaginar desde sus “plazas de funcionario”. Les damos de comer y se nos cagan encima. De vergüenza!

Pero bueno, me consuela pensar que al final, como todo, solo es una cuestión de dinero: o trabajo menos cobrando lo mismo o trabajo más cobrando más. Parece mentira pero esta máxima en el mundo privado dejó de funcionar hace unos 3 años.

Venga, sigamos para bingo que, seguro, alguna sorpresa nueva nos deparará el futuro! 🙁

Deja un comentario