POR FAVOR! QUE SE ACABE YA!!!!!!

Antes de que acabe el año, una permitidme este pequeño vómito conceptual:

Lo siento, cada día que pasa es peor. Quiero estar en mi casa, con mis hijas. Haciendo vida normal. Sin que nadie me proponga engordar 1 Kgr más de una sentada. Sin recibir mensajes empalagosamente vomitivos. Sin que me digan por la calle e incluso sin conocerme “Feliz Navidad”. Pero qué mierda nos está pasando? Que no nos damos cuenta de que ésta es la peor época del año? Se piden más crédito que nunca. Pequeños eso sí, solo para aparentar. La gente estrena ropas que jamás se volverá a poner. Gastamos dinero sin conciencia. Adoptamos a niños de África porque toca. Comemos turrón de todos los sabores y colores. Incluso el más caro del mundo! No vayamos a ser menos. Vamos a casa de familia que nos aporta bien poco. Sonríes a diestro y siniestro porque sino, eres un puto RANCIO!!!! Nadie comprende a los sosos como yo. Llevo 38 años de mi vida con la misma situación. Unos 10 de todos estos años admito que tenía una cierta ilusión por la Navidad. Más por la incerteza del regalo que me caería que por lo “entrañable” de la fiesta. No puede haber una año sin toda esta mierda diseñada para esquilmarnos los bolsillos? Quiero estar con quien yo elijo, no con quien toca. Y quiero estar con quien toca, pero al menos que elija cuánto tiempo deseo invertir.

Y la gente dice “Si solo es una vez al año, RANCIO!”. Cierto, solo una vez al año celebramos comidas que te hacen vomitar hasta las orejas. Además, en España, es la única celebración que hacemos. Que nadie se ha fijado que se utiliza el mismo argumento para:
– Sant Jordi (los privilegiados que vivimos en Catalunya)
– Día de los enamorados
– Día del padre (coño, no era el 25 de Diciembre)
– Día de la madre
– Tu cumpleaños
– Tu aniversario
– Tu santo
– Las vacaciones de Semana Santa
– Las vacaciones estivales
– Los puentes (en España nos sobran más de uno)
– Los “porque yo lo valgo”

En fin, si sumamos, tenemos unos 30-40 días que cumplen a rajatabla el concepto “una vez al año”.

Yo estoy agotado. No puedo más. Me saturan estos días. Quiero ir a trabajar. Y no por mis hijas (que de eso sí me gusta disfrutar). Quiero una vida rutinaria, común, vulgar.

Pasará este año 2010 lleno de gente en situaciones penosas. Y qué mierda nos importa? Hay gente que no llega a final de mes pero se viste de gala para esta noche. Eso no les avergüenza? Que no se preocupen, yo me avergüenzo por ellos. Siento mío los errores de la gente. Me pregunto constantemente ¿qué no saben salir de esta situación que encima son capaces de enmierdarse por el qué dirán? Me supera.

Y que conste que no es una opinión depresiva sino muy reflexiva. En caliente, quizás sí. La cercanía de una nueva cena opiosa me impulsa a escribirlo.

Nada más, que lo paséis justo como queráis pasarlo. de lo contrario, quedamos a tomar un café a las 23:59? 🙂

Deja un comentario