EL QUE LA SIGUE…

Hoy me han dado una buena noticia. Resulta que he estado protestando durante 2 años de cómo una guardería pública prestaba sus servicios en la entrada de curso. Estaba bastante cansado que, al llevar a mis hijas los primeros días a la guardería, me aplicaran horarios raros “camuflados” en periodos de adaptación para una mejor reentrada del niño en la guardería. Además, el servicio de comedor comenzaba en Octubre. Después de muchas protestas y escritos con la Conselleria d’Educació de la Generalitat, al final me comentan que este curso, en dicha guardería, han cambiado el procedimiento de entrada en el nuevo curso a un calendario y horario más “razonable”.
La pena es que a mí ya me queda fuera porque mis hijas ya no van a dicha guardería. Lo que me consuela es que tengo amigos que sí que han dejado de “sufrir” los abusos que el profesorado ha impuesto durante años y que a la postre se han demostrado inconsistentes.
Me alegra también porque (y los que me conocéis ya lo sabéis) mi tozudez y mi orgullo ven recompensadas horas dedicadas a un objetivo que, en muchas ocasiones, di por imposible.
Desde aquí os animo a ser insistente. A no desfallecer en vuestra lucha con cualquier “Goliath” y que nunca será tan grande como el sentido común y la justicia.

Ánimos y no dejéis títere con cabeza 😛

Deja un comentario