TUVISTEIS VUESTRO MOMENTO? AHORA DUELE NO?

El otro día estuve con el propietario de un local que tengo alquilado. La excelente aunque no aprovechada educación que me dieron mis padres me llevó a realizar ese tipo de preguntas de “ascensor”: “¿Qué tal?¿Cómo va todo?” Mierda, ¿por qué tuve que hacerlo?

El hombre apenado me comentó la cosa estaba mal, que costaba mucho alquilar locales, que si antes recibía 2 ó 3 llamadas diarias, ahora recibida 1 ó 2 al mes. Además, en respuesta a otra cortés pregunta por mi parte, me comentó que su mujer tiene un farmacia y que estaba muy mal, muy mal. Ahí me tocó un poco lo que no suena y le dije “hombre, mal lo debe estar pasando el parado que se le acaba el paro, su mujer probablemente ha dejado de ganar dinero pero le quedará para pagar la hipoteca no”. Se sonrojó. Buen síntoma. Demuestra que tiene vergüenza, poca, pero la tiene. Alivio.

Cuando vi ese pedazo de arbol caído, me dispuse a sacar la leña que todo español está dispuesto a conseguir cuando se encuentra una oportunidad como esta. Oye, pues igual podríamos alargar el contrato que tenemos actualmente y pactar ya un precio no? Di en todo el hueso! El tío se vino arriba y me suelta “NO, eso no podemos hacerlo, los precios del mercado cuando te alquilé estaban por debajo de lo que debe ser”, y prosiguió, “de aquí a un par de años, cuando se recupere el mercado podremos equilibrar los precio”. Lo que interpreté de estas palabras es que me encontraba delante de uno de aquellos aprovechados “inmobiliarios” que ha sudado sangre por tener que bajarme el precio del alquiler puesto que no era capaz de alquilarlo y está sangrándole la úlcera de rabia. Lo mejor de todo es que cree que se tomará la venganza en cuantito que el mercado se “reponga” de esta ligera “gripe” estructural. Joder! me quedó clarísimo. Había estado hablando con un “border line”.

Un señor que no se ha parado a pensar que “Esto” ha petado y que no hay marcha atrás, es un señor que o bien padece de una ceguera empresarial irreversible o bien sus abuelos eran hermanos. Mi inclino por la segunda.

Decepcionante, os lo prometo. Quizás hasta me dio lástima. Poca y se me pasó rápido. Vamos, se me pasó en el momento que en mi úlcera comenzó a sangrar y pensé “que le den bien por el puto culo con un ladrillo”

Un comentario en “TUVISTEIS VUESTRO MOMENTO? AHORA DUELE NO?”

  1. Michael Boy comenta:

    Fuiste muy fino con el señor ese. Para negociar de verdad le tendrías que haber dicho que te hiciese la cuenta porque has encontrado otro local mas barato y con vistas al mar, ahí si que se hubiese puesto colorado de verdad, pero negociar diciendo que ya que van mal las cosas a ver si por favor te alarga el contrato…y encima sales igual que has entrado…

    Esto te lo dice un tipo que le saco unos triangulos, unos chalecos y una fundita simil-piel al comercial de la Renault. Soy un negociante nato, por no hablar del día que fui a habla con el de La Caixa para que me quitase la comisión de mantenimiento…no me la quitó, pero me llevé un caramelo y me tiré un peo, que coño…(bueno, se me escapo, pero se lo comió bien comio…)

Deja un comentario