ENTREVISTADORES ENTREVISTADOS

Y es que llevo unos días pensando los motivos por los cuales la televisión en España está tan degradada. Cada día siento más vergüenza ajena al ver la programación de la televisión actual. El detonante de este pensamiento fue que, haciendo un zapping una de esas noches que pretendo abobarme mirando la tele para no pensar en otras cosas, vi como en un programa de televisión entrevistaban a un presentador de televisión conocido por un de tantos programas de basura que hacen ahora. Lo curioso era ver cómo una entrevistadora de programa basura le preguntaba a un entrevistador de programa basura qué le parecía el tipo de televisión basura que se hacía hoy en día. Era una situación grotesca. En seguida me vino a la cabeza una frase que suele decir mi padre (con una sabiduría basada en la cultura de la experiencia vital) que dice “Como las putas!” Quién va a defender más a una puta que no otra puta? Normal, nadie. En este caso no se trataba de una profesión digna como podemos entender la prostitución. Es la peor de las profesiones que pueden existir actualmente, presentador-colaborador de programa basura.

Como bien os podéis imaginar, el argumento esgrimido en dicha pregunta era el que cabía esperar: “si existen esos programas es porque la gente los ve y los demanda”. Irrefutable es, pero también está libre de toda razón por mal que les peses. Yo, al menos, recuerdo la tele de pequeño y de joven y toda esta bazofia no existía. De hecho puedo decir con total rotundidad que nunca hubo un clamor popular para que las televisiones apostaran por un tipo de programa mal educado, cruel con el prójimo y haciendo constantemente leña de cualquier árbol caído. Sin duda una lástima.

Sí que he de reconocer que en el argumento zafio al que apelan estos “personajes” se encuentra la solución para que dejen de existir. Es decir, dejemos (y que conste que utilizo un plural mayestático por cortesía) de verlos y se acabarán extinguiendo por sí mismo. Debería aplicarse la “selección natural” para que ellos mismos pudieran extinguirse. El miedo que tengo es que esta “selección natural” acabe con la gente que piensa como yo. Sería una decepción enorme pero está claro que dejarían ver en qué tipo de persona nos estamos convirtiendo.

Mientrastanto, miremos la 2!

Deja un comentario