Coste de equivocarse? Ninguno! Pueden hacerlo hasta hartarse!

Por el mes de Julio, tuvo que dar de alta la luz en un local. La persona que me atendió de Endesa se comportó de una manera muy atenta e incluso parecía que ya hubiera llegado la Navidad. El caso es que de forma ágil y eficaz tomaron los datos que me iban solicitando y en un “plis-plas” cambiaron de nombre el contrato siendo yo en ese momento el feliz pagador!

Al cabo de unos días (quizás semanas) comencé a recibir 2 facturas de luz casi simultaneamente. Los importes no eran importante pero me picó la curiosidad. Llamé al servicio de atención al cliente de Endesa con la esperanza que me volviera a atender la bondadosa señora que me atendió tan bien en el alta. Negativo! Al teléfono se asoma un hombre con acento “desganao” que tira de espaldas. Tras varias “averiguasiones” me comenta que tengo dos contratos a mi nombre. El que yo había dado de alta y otro de Girona (Gerona) capital. Una comunidad de vecinos a la que se le había adelantado la lotería del Niño ya que habían encontrado una “lerdo” que les iría pagando los recibos del consumo eléctrico de su comunidad de vecinos.

Con buenas palabras, y con la absoluta intención de no perder los nervios, intento hacerle entender que debe ser un error porque en ningún momento yo he solicitado pagar los consumos eléctricos de las comunidades de vecinos que así lo fueran solicitando. Entre que debió ver un atisbo de cinismo en mis palabras (cosa que ya os voy informando que me es del todo imposible evitar) y que el muchacho estaría en una situación muy alejada de los dos supuestos (baja o alta de servicio) a los que le habían entrenado en el curso de 15 minutos de operador de Call Center, el muchacho comenzó a soltar monosílabos imposibles de entender. Tras unos eternos 2 minutos y de forma muy servil (porque eso sí que lo tienen) me dice que toma nota de la incidencia y abre una reclamación. Olé! Lo conseguí!

Sonido de viento y arbustos del oeste pasando durante varios meses.

La cosa no parecía solucionarse. Tras varios intentos de ponerme en contacto con Endesa para obtener una respuesta y conseguir un simple “seguimos trabajando en ello”, decido comenzar a devolver los recibos más antiguos no vaya a pasarse la fecha del derecho de devolución y que al final los de la comunidad de vecinos me envíen una Christmas navideño de agradecimiento. Joder! Encontré la solución! Resulta que si quieres llamar a cobro revertido, solo tienes que devolver un recibo y SON ELLOS LOS QUE TE LLAMAN! Eso sí, las intenciones están muy alejadas de lo que tú esperas. Ellos quieren cobrar. No les expliques milongas. Solo quieren cobrar. Si pasadas 48 horas no pagas los recibos devueltos, te cortan la luz. “Mire caballero. Déjeme explicarle. Esto es que ha habido un error y me ha estado cobrando un contrato que no es mío, que no sé de quién es y… TU,TU,TU,TU,TU, Oiga? Hola?” Colgaron.

Ahora resulta que si no pago las cantidades que devolví, que me cortan el servicio de suministro eléctrico ya no solo de la comunidad de vecinos (que ya les he cogido cariño y, leches! me sabe mal) sino que también me cortan la de mi local!

Es evidente que alguien de Endesa se equivocó. ¿Cuál ha sido el coste de equivocarse? Para Endesa poco. Mis pequeñas devoluciones. Resulta que el proceso debe ser: Tu vas pagando y reclamando a la vez (resulta que es compatible) y ya si eso, si la cosa ya más adelante puede ser que te atiendan, entonces Endesa ya verá la forma de devolverte lo que te han cobrado equivocadamente (supuestamente, claro :P) o que si eso, ya eso. Y el tiempo que he tenido que dedicar? Y los intereses? Y las comisiones de devolución? Y mis malhumores?

Equivocarse es demasiado barato. Tanto como opinar!

7 opiniones en “Coste de equivocarse? Ninguno! Pueden hacerlo hasta hartarse!”

  1. Cada organización incluye un determinado número de puestos a ocupar por incompetentes.

  2. Jodo…Yo llamaría a los de Gerona y les diría que o lo arreglan o los denuncio por ponerme como pagador de su comunidad de vecinos. Ellos dirán que ellos no han sido, pero eso a ti te ha de dar igual. Tu puedes demostrar que les estás pagando la luz y ellos no pueden demostrar que te pusieron a ti como pagador. Directamente al juzgado de guardia y exigiendo daños y prejuicios, digo perjuicios, que de prejuicios ya tenemos muchos. Tu di que te han ocasionado un “daño moral”, pon tu dedito indice en direccíón a la palma de la mano izquierda bien abierta y hacia arriba y grita “la ley me ampara”.

  3. Sé que las leyes ahora son más exigentes con los procesos de darse de baja y de alta, pero como te toque un impresentable (demasiado habitual en la región geográfica que nos ha tocado vivir), date por jodido porque lo único que queda es la denuncia y, todos sabemos, que en España es caro, lento y agotador. En fin, hay que ser tenaz y llegar hasta las últimas consecuencias.

  4. Ya ves tio… te sientes impotente ante estas empresas de internet que no te facilitan los problemas que puedas tener o las bajas que quieras hacer. Mi padre tuvo muchos problemas para darse de baja de una de estas empresas que le daba un mal servicio (no diré el nombre…hay un momento que voy a estornudar…wa wa wanadooo, gracias) bueno lo que decía es que para darse de baja de una empresa de internet tuvo que hacer miles de llamadas, enviar cientos de faxes, y aun así no había manera de que lo “desengancharan” al final fue al banco para ordenar que devolvieran los recibos de dicha empresa, y cuando les devolvieron el primer recibo ya estaban llamando: oiga wey, que no pagó este mes mariconsón! y mi padre: llevo meses intentando que me deis de baja y me estáis tomando el pelo (bueno le dijo eso en otras palabras 😉 total que le llamaban todos los meses para decirle lo mismo, pero lo mejor de todo es que no podía contratar otra empresa de internet porque le decían que primero tenia que darse de baja de la otra 😮
    Al final tuvo que cambiar de teléfono fijo para que lo dejaran en paz…indignante.

  5. yo pensaría en llamar a España Directo; no creo que por este motivo venga un reportero y un cámara a tu casa, pero no hay nada que perder…

  6. Desde hace bastante tiempo, hago uso del servicio de burofax online de Correos (no es ningún imperativo) ya que es muy sencillo de usar y es el único método “fehaciente” que se puede realizar online. Los guardo todos en una carpeta etiquetada como “los sinvergüenzas”. Así no hay vuelta de hoja.

  7. No me resulta tan extraña su historia. Me fue muy sencillo darme de alta en YA.COM, con solo dar mi teléfono, DNI y otros datillos verbales, para que al intentar mudarme y darlo de baja me hagan la vida imposible y pongan en marcha su maquinaria de reclamos, que funciona de la siguiente manera: te llama alguien muy amable al móvil en horario laboral, y te dice que debes una factura. Le explicas que debe ser un error porque ya te has dado de baja, a lo que te dice “no me consta la baja”. Le explicas que lo has hecho aguantando estoicamente 30 minutos en la llamada para lograrlo, y que hace 2 meses que ya has pedido la baja. Este sujeto te dice “va a tener que pedir la baja”. A lo que le dices, hablando en lenguaje llano y comprensible (como Maradona) que no lo vas a VOLVER a hacer porque ya los has hecho. El hombre seguirá en sus trece, incluso diciendo que le es IMPOSIBLE verificar si hay una baja, tener datos de cuándo se ha pedido, o transferir la llamada a sus compañeros de su MISMA empresa para que me expliquen porqué no me han dado de baja…
    Bueno, resulta que parece que debo enviar una carta fimada, con la copia de mi DNI y que esto es lo que falta. Creo que es a todas luces ilegal porque en algún lado he leído que deben ponerte tan fácil el alta como la baja (y yo no le pedí al comercial de ellos que me mandase un fax con su DNI para comprarle). Total, que me llegan 2 SMS por semana con el reclamo, ya me dicen que les debo 3 Facturas, pero al menos sus sistemas son tan rematadamente imbéciles que hoy me han enviado una felicitación navideña.

Deja un comentario